Comunicado oficial - Isurus Gaming


Como Isurus Gaming, ante los dichos de uno de un ex colaborador de la institución, es nuestro deber salir a aclarar todo lo sucedido con respecto al equipo de League of Legends. Ya es de publico conocimiento el conflicto que se generó en la Gaming House, y deseamos expresar nuestro mayor rechazo a cualquier acto de violencia entre miembros de la organización.

Isurus Gaming siempre ha propiciado las mayores oportunidades a sus miembros. Por eso decidimos contratar a Rodrigo Dalmagro como coach del equipo de League Of Legends, aún sabiendo que su comportamiento en redes sociales nos podían traer algún inconveniente con Riot.

Todos nuestros jugadores son chicos o chicas que disfrutan competir, haya victorias o derrotas. Ese ímpetu y pasión no se reflejaba con Onur en el equipo. Los buenos resultados no tenían el impacto que debían tener.

Confiábamos ciegamente en él; creímos que iba a estar a la altura de Isurus, pero no fue así. Con sus últimos posteos demostró, de nuevo, que es una persona poco confiable y no sabe trabajar en equipo, con muchos rencores en su interior. Mostrando screenshots de conversaciones privadas con la Manager General del equipo, que fueron sacadas de contexto con el objetivo de salvar el futuro de su carrera, demuestra ello.

Está más que claro que desde todos los que hacemos Isurus Gaming repudiamos cualquier acto de violencia. El día que sucedió lo expuesto, como organización tomamos medidas. Iniciamos una investigación en la que procuramos escuchar a ambas partes, y ofrecimos todos nuestro apoyo a Rodrigo y Belén en la situación que se vieron involucrados. Nos comprometimos a buscar una solución que velara por todos; tanto por ellos como por el grupo en su totalidad, y que impidiese que vuelvan a verse expuestos a una nueva situación así. Tomamos la recomendación del equipo y de Rodrigo en particular, y la hicimos efectiva, dejando a Belén en su puesto de trabajo hasta término de la temporada, donde se re-evaluaría lo mejor para la estabilidad y competencia del equipo.

En Isurus nos tratamos como una familia; somos una casa deportiva que día a día busca crecer, y siempre preferimos hablar con los involucrados antes de tomar acciones legales, por lo que la decisión que se tomó fue la de reubicar a Belén, pues ella es parte de nuestro grupo, es una muy buena profesional y un tremendo aporte en nuestra organización. Es por eso que nos reunimos todos, conversamos lo sucedido, reconocimos que una situación así no podía pasar; que nada debía entrometerse con nuestros principios deportivos, y que juntos debíamos respetar ello y las bases en las que buscamos generar el crecimiento de los esports. Así mismo, y con ello, procuramos respetar la voluntad de Rodrigo en ese momento, quien se opuso rotundamente a su desvinculación por considerar que aquello tendría un impacto altamente negativo en el equipo.

Dalmagro fue desvinculado por su bajo profesionalismo en la competencia y su inexperiencia en manejo de equipos de alto rendimiento, todo esto, sumado a sus pésimas relaciones laborales con todos sus compañeros. Para no afectar su carrera profesional, firmamos un acuerdo de confidencialidad. A partir de ese momento todo quedaba en el ámbito privado. Lamentablemente, al violar este contrato nos vemos en la obligación de hacer publico nuestros motivos, que claramente no han sido incluidos en sus declaraciones.

Seguiremos trabajando para erradicar estas acciones de cualquier colaborador o ex colaborador de Isurus Gaming, para hacer crecer todo el mundo gamer, en pos de la alegría de todos los chicos que representamos.

Finalmente, informamos que tomaremos todas la acciones necesarias con las ligas de las que somos parte, a modo de informar estas violaciones de confidencialidad, y que siempre estaremos llanos a continuar conversando con todos los personas que busquen ayudarnos a crecer en nuestros objetivos.

Reply · Report Post